¿Puedo declararme culpable si no soy el acusado?

Cualquier persona que sea responsable de un delito o falta puede acudir a la policía o al juzgado que tramite el procedimiento (si lo conoce) y reconocer los hechos.

Cualquier persona puede declararse culpable de un delito o falta. Para ello, tendrá que acudir a la policía o al juzgado que tramite el asunto y ponerlo de manifiesto mediante declaración y, no importa el momento procesal en el que se encuentre el expediente judicial. Normalmente, el reconocimiento de los hechos delictivos implica una reducción de la pena por parte del Ministerio Fiscal.

Ahora bien, hay que tener mucho cuidado con las declaraciones de culpabilidad falsas. Es delito declararse culpable si uno no lo es.

Así, la persona que reconoce ser culpable, tiene que serlo. No se pueden reconocer unos hechos delictivos para intentar salvar al acusado. Esta circunstancia se da muchas veces entre amigos y familiares. Uno se declara culpable para que el que está acusado no sea condenado y así, evitar que entre en prisión porque ya tenia antecedentes penales.

Hay que tener en cuenta que aunque una persona se declare culpable, el procedimiento judicial y las investigaciones continuarán hasta el final para evitar posibles fraudes. De manera que, el inicialmente culpable no dejará de serlo hasta que se demuestre que no tuvo nada que ver con los hechos enjuiciados.

Es más, si se demuestra que la persona que se ha declarado culpable en realidad no lo era, se producen por defecto varias consecuencias:

  1. El inicialmente culpable, lo parece más, porque ha intentado eludir sus responsabilidades criminales de una manera fraudulenta.
  2. La persona que se declara culpable sin serlo, puede ser condenada por un delito de falso testimonio castigado y penado  hasta con pena de prisión por nuestro código penal (aunque lo normal, si es la primera vez que se hace, sería imponerle una multa de seis a doce meses, artículo 457 del Código Penal)